Loading...

Lugares

Estos son los lugares que te recomendamos


El parque Nacional da Peneda-Gêres

Se trata de la única zona protegida portuguesa catalogada como parque Nacional. En las zonas más remotas de este parque es fácil encontrar lobos ibéricos, jabalíes, tejones y nutrias. En ocasiones, y con un poco de suerte, es posible divisar algún corzo o ponis salvajes. Además, también se pueden contemplar aves, tales como milanos reales, águilas ratoneras, azores, águilas reales y varios tipos de lechuza.

En cuanto a la flora, este espacio natural ofrece numerosos ejemplares de robles blancos, robles negros, arbutus, laureles y alcornoques, en los valles más protegidos. En las zonas altas, proliferan los abedules, podocarpos, pinos silvestres, enebros y arenarias. Además, el lirio de Gêres es una especie endémica que crece en un pequeño territorio de la Serra do Gêres.

A lo largo de todo el parque abundan los senderos de excursionismo, siendo posible alquilar una bicicleta de montaña. También es posible practicar deportes acuáticos, cuenta con varios lugares donde alquilar kayak, canoas o piraguas e incluso disfrutar de actividades de barranquismo.


Geoparque litoral en Viana do Castelo

Se trata de un proyecto para el desarrollo sostenible del Ayuntamiento de Viana do Castelo. Esta iniciativa se basa en la conservación de sitios geológicos de relevante importancia, con evidente interés histórico-cultural y biodiversidad. Fue galardonada con el Premio Geoconservación ProGEO 2016.

De entre los 36 sitios inventariados en el área de 320 kilómetros cuadrados del Geoparque, destacan cinco en la zona costera que han sido clasificados como Monumentos Naturales. El acantilado de Montedor, el estuario del río Lima y las Ínsuas de Lima, Pedras Ruivas, Canto Marinho y Ribeira de Anha conforman los enclaves de mayor interés natural dentro de este proyecto.

Además, se ha dotado a esta área de contenidos turísticos de distinta índole con el fin de dar a conocer todo su potencial a las personas visitantes. Paneles interpretativos, recorridos senderistas o recursos digitales son algunas de las herramientas utilizadas para ofrecer un completo recorrido por este hermoso enclave.


Ecopista do Río Miño - Mata nacional do Camarido e Foz do Río Miño

La Mata nacional do Camarido, en Caminha, es el mayor pinar atlántico al norte del Duero. Se encuentra a orillas del río Miño.

Está constituido por 146 hectáreas al borde del mar, y, aunque predomina el pino, crecen muchas otras especies como alcornoques o laureles. Puede ser recorrido por diferentes caminos o sendas abiertas o también desde la línea de playa.

Se trata de un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) con gran interés tanto botánico como faunístico. Este pinar rodea la playa de Camarido, que se sitúa junto a la desembocadura del Miño. Dicha ubicación permite la elección entre la playa o el río, cuyas aguas son ideales para la práctica de vela y winsdurf.

A lo largo de su recorrido de 40 kilómetros, las personas visitantes pueden observar los “carochos”, embarcaciones tradicionales del río Miño. También tienen la oportunidad de visitar la Zona de Protección Especial de los Estuarios de los Ríos Miño y Coura, los cascos históricos, el Castillo de Cerveira y el museo acuático del Rio Miño y Coura

La ecopista permite pasear entre viñedos y campos de cultivo. Además, forma parte de la Red Natura 2000 y está destinada a dar paseos a pie, en bicicleta, patines en línea o skate.

Fue elegida una de las mejores rutas de Europa en 2017 por la Asociación Europea de Vías Verdes, su trazado aprovecha parte de una antigua vía de ferrocarril y lo combina con pistas de tierra.


Ecovía do Río Lima

Esta ecovía cuenta con una extensión de cerca de 70 kilómetros. Su recorrido atraviesa los municipios de Castelo, Ponte de Lima, Ponte da Barca y Arcos de Valdevez.

Además, atraviesa el Área Protegida y Zona Húmeda de Importancia Internacional de Lagoas de Bertiandos y San Pedro D’Arcos, con caminos rurales a la orilla del río, vegas, pesqueras en el recorrido para el desove de la lamprea y pasarelas de madera. Este territorio pertenece a la Red Natura 2000 y algunos de los municipios que atraviesa forman parte de la Reserva Mundial de la Biosfera y otros al Parque Nacional de Peneda-Gêres.

Este recorrido resulta de gran interés para las personas amantes del ciclismo y de la naturaleza. Una actividad que también se puede combinar con propuestas acuáticas en el curso fluvial. Todo ello rodeados por un impresionante entorno natural.


Parque Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas. Islas Cíes

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas incluye las islas Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada. Los sistemas naturales que representan este Parque Nacional son las zonas costeras y la plataforma continental atlántica. En todas las islas existen zonas de reserva para la cría de aves marinas.

La flora más representativa se encuentra en acantilados y dunas, condicionada por los vientos cargados de salitre. Los animales terrestres también dependen del mar. En el medio marino, son importantes las comunidades de algas pardas y es posible el avistamiento de cetáceos.

Se trata de un entorno ideal para practicar deportes acuáticos como el buceo y descubrir así los secretos que esconde un espacio considerado como uno de los mejores ejemplos de ecosistema atlántico español. También pueden realizarse rutas hacia miradores como el de Monte Faro, desde los que contemplar hermosas vistas del mar, de las rías y de una de las colonias de gaviotas más importantes de Europa.

En las Islas Cíes encontramos la playa de Rodas, a la cual el periódico británico The Guardian ha catalogado como la mejor playa del mundo. Aquí la única opción para pasar la noche es en el camping, y se pueden hacer rutas de senderismo o avistamiento de aves.

En cuanto al senderismo hay cuatro rutas bien marcadas: La Ruta del Faro de Cíes, la Ruta del Faro da Porta, la ruta del Alto do Príncipe y la Ruta del Faro do Peito.

Como complemento ideal a este hermoso conjunto natural, cabe hacer una mención especial a la Costa da Vela y al singular Cabo Udra. En el primer caso, se trata de un tramo de costa acantilada en la península de O Morrazo, situada entre las rías de Vigo y Pontevedra. Es un Espacio Natural declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC). A finales de verano y en otoño es un magnífico lugar para la observación de la migración de aves, mientras que en primavera se pueden avistar algunas aves que crían entre los acantilados. Cuenta con uno de los faros más altos de Galicia, el de Cabo Home, los acantilados de Donón de más de 150 metros de altura, el Monte do Facho y una vista privilegiada a las Islas Cíes.

También en la península de O Morrazo encontramos Cabo Udra, catalogado dentro de la Red Natura 2000. Este espacio protegido alberga el Aula de la Naturaleza, un centro de interpretación galardonado con Bandera Azul por su labor en cuanto a la educación ambiental destacando el valor biológico de Cabo Udra.


Río Lérez

El río Lérez nace en la Sierra del Candán, en Forcarei (provincia de Pontevedra) y discurre por unos 60 kilómetros hasta su desembocadura. La vegetación de la ribera se halla dominada por aliso, sauces, avellanos, robles, fresno y arraclán, entre otras especies de árboles.

En lo que respecta a la fauna, existen numerosas especies vinculadas al río y al bosque de ribera. Insectos, mamíferos y aves, así como el endémico lagarto de las zarzas habitan en esta zona. Sin embargo, uno de los mayores valores naturales es la fauna ictiológica: peces endémicos y amenazados como el salmón, la forma migratoria de la trucha, el rodaballo y la anguila.

Su caudal servía antiguamente para mover los rodicios de los molinos de agua que se situaban en sus márgenes. La pesca, el piragüismo, el rafting y el hidrospeed se encuentran dentro de las actividades náuticas que se pueden realizar en este río.

También encontramos bordeando el río, la Senda del Lérez, que empieza en la playa fluvial y finaliza 6 kilómetros después en la parroquia de Bora. Este curso fluvial también resulta muy propicio para disfrutar de otro tipo de prácticas deportivas como el kayak.


Parque Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas. Cortegada y Sálvora

La isla de Sálvora junto con los islotes que la rodean conforma un laberinto rocoso que protege la entrada norte de la Ría de Arousa. La isla presenta un paisaje más suave, donde dominan las playas y dunas y los pequeños bloques graníticos redondeados llamados bolos. En la isla de Sálvora se puede disfrutar de un itinerario autoguiado mediante paneles interpretativos en el camino que lleva a las personas visitantes al faro de este enclave natural.

En cuanto a la isla de Cortegada, es destacable su bosque de laurel. Este archipiélago está conformado por un conjunto de islas e islotes que se ubican en el interior de la ría de Arousa, en la desembocadura del río Ulla. El parque nacional tiene en Sálvora un panel informativo con un mapa específico del archipiélago.

Las personas visitantes tienen a su disposición un recorrido autoguiado mediante folleto interpretativo. Este itinerario recorre el camino que rodea la isla mostrando la riqueza natural y cultural de la isla.


Parque Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas. Ons

Este archipiélago pertenece al parque Nacional Marítimo-Terrestre das Illas Atlánticas de Galicia, pero solamente desde el año 2002. Antiguamente, fueron refugio de piratas. Estas islas cuentan con rutas de senderismo, playas casi vírgenes y también recorridos con guías acreditados.

Todas las islas que conforman el archipiélago presentan unas costas muy abruptas e irregulares (acantilados y depósitos arenosos). Estas forman parte de una gran cadena montañosa que se hundió en el mar hace varios millones de años.

En cuanto a la flora, el icono más reconocible de la Isla es la retama, planta leñosa que alcanza los dos metros de altura y que acompaña al tojo en los acantilados. Se trata de una especie distintiva del Parque Nacional y en peligro de extinción para la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza. Pasando a la fauna, en la Isla de Ons se encuentra uno de los núcleos para la cría de gaviota sombría más importantes de España.


Complejo Intermareal Ulla-Umia-Deza

Es un sistema fluvial en el que se desarrolla un bosque de ribera con alisos, sauces, fresnos de río y santiaguiños, entre otros. En cuanto a su fauna, destaca la presencia del mirlo acuático, martín pescador, lavandera cascadeña, garza real, nutria, desmán de los pirineos y tejón.

El río Ulla recorre unos 130 Km hasta desembocar en la ría de Arousa, entre sus afluentes se encuentra el río Deza. En el recorrido de este río se pueden encontrar diferentes cascadas, destacando la del Río Toxa con 25 metros de caída.

Este sistema está incluido en la Red Natura 2000. En sus aguas se puede desarrollar la pesca deportiva o submarina siempre y cuando se cuente con la pertinente licencia.


Complejo Intermareal Umia-O Grove

El Complejo Intermareal Umia-O Grove destaca por su declaración de Zona Húmeda de Importancia Internacional. Además, se encuentra incluido dentro de la convención de Ramsar, que establece la especial protección para este tipo de espacios naturales.

Este entorno natural se localiza en la península de O Grove, dentro de la Ría de Arousa, y destaca por su amplia riqueza tanto de flora como de fauna. Se extiende desde el istmo de A Lanzada y la zona sudoeste de la ría de Arousa, abarcando el estuario del Umia hasta Cambados. También integrada en este complejo intermareal se encuentra la Illa de A Toxa, cuyas aguas y entorno natural conforman un ecosistema ideal para aves migratorias.

En lo que a la flora se refiere, destaca por su amplia variedad de especies. Así, se pueden encontrar desde fanerógamas marinas a praderas de plantas que responden a la elevada salinidad del agua, pasando por juncos o hierbas halófilas. En los arenales como el de A Lanzada o en el istmo de O Bao hay una variada y rica flora psammófila, mientras que en la laguna dulce de Bodeira destacan las plantas acuáticas como la espiga de agua y el cañaveral. Destacada es también la presencia de endemismos florísticos, muy escasos en la comunidad gallega.

La fauna está mayoritariamente representada por la amplia variedad ornitológica. Así, se pueden encontrar especies como garza real, zarapitos, ánades o correlimos, entre muchas otras. No en vano, existen varios puntos de avistamiento de aves, así como propuestas específicas para la puesta en valor de la riqueza ornitológica del Complejo Intermareal Umia-O Grove.

Unas propuestas que se pueden combinar con todo tipo de propuestas acuáticas. Entre ellas se encuentran no solo los recorridos en catamarán a través de la Ría de Arousa, sino también actividades de tabla, kayak, surf, kite surf o paddle surf, entre otras disciplinas deportivas.

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la experiencia del usuario, debe aceptar los Términos y Condiciones del Servicio para continuar
ACEPTAR EL USO DE COOKIES